PARÁBOLA DE LOS TALENTOS (Mateo 25:14-30)

Nicole June 23, 2013 0
PARÁBOLA DE LOS TALENTOS (Mateo 25:14-30)

Mateo 25:14-30

14 »El reino de los cielos es como un hombre que, yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. 15 A uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. 16 El que recibió cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos. 17 Asimismo el que recibió dos, ganó también otros dos. 18 Pero el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

19 »Después de mucho tiempo regresó el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos. 20 Se acercó el que había recibido cinco talentos y trajo otros cinco talentos, diciendo: “Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.” 21 Su señor le dijo: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.” 22 Se acercó también el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.” 23 Su señor le dijo: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.” 24 Pero acercándose también el que había recibido un talento, dijo: “Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25 por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.” 26 Respondiendo su señor, le dijo: “Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré y que recojo donde no esparcí. 27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros y, al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28 Quitadle, pues, el talento y dadlo al que tiene diez talentos, 29 porque al que tiene, le será dado y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30 Y al siervo inútil echadlo en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

¿Qué espera Dios de nosotros?

Dios desea cualquiera oportunidad que nos da. En cierto sentido, el tercer siervo hizo bien. No robó, no desperdició el dinero, ni perdió la moneda; la guardó y la preservó.

Sin embargo, fue juzgado como infiel, porque no hizo nada productivo. El servicio fiel requiere de algún riesgo. Tenemos que aprovechar al máximo nuestras oportunidades.

(Efesios 5:16, “aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”) y usar nuestros dones de forma productiva (1 Pedro 4:10-12, “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. Amados, no os sorprendáis del fuego de la prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciera”).

¿Por qué relató Jesús esta parábola?

La gente esperaba que JESÚS de inmediato estableciera un reino terrenal. Jesús deseaba que vieran que debían esperar algo diferente. Su reino sería espiritual, no físico. Aunque estaba presente (17:21), no iba ser completamente establecido hasta su retorno. Jesús animó a las personas a seguir fieles hasta que el reino llegara en toda su plenitud.

Esta parábola más se adapta o se emplea a las Iglesias o congregaciones en donde hay mucha gente que toma privilegios y no lo saben aprovechar con sus respectivos talentos. Por ejemplo, el que toca piano o canta a veces o casi siempre no le da verdadera importancia a ese precioso don que ha dado el Señor y lo toma sin ninguna seriedad de ser constante. Cualquier problemita que hay, se deja el privilegio, cuando no debe ser así, Dios es el “tratara” con esta persona. Creemos que debe ser un GOZO tremendo de poder servirle al Señor y tratar de poner todo el esfuerzo para que ese talento se multiplique y de fruto como el de los cinco talentos. Amen.

Por: Enrique Jiménez Díaz

Leave A Response »

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com